Esta base de datos está en construcción. Si quieres ampliar la información de una ficha, modificar algún dato erróneo o añadir una fotografía, envíanos un e-mail a correo@xuanel.com. Si tu banda no aparece, puedes dala de alta en este formulario
Index
Diario
Bandas
Agenda
Nuevo Bolo
mp3
3er Grado
Publicar
 
Bueno
La Industria, 8
33900 Sama de Langreo (Asturias)
 

Bueno es Javier Vallina y Javier Vallina es Bueno. No es una redundancia porque no es lo mismo. Bueno como persona, Bueno como músico y Bueno como cantante, una faceta que nos acaba de descubrir.

Se lo tenía muy guardado este músico asturiano que a pesar de su juventud, en los últimos tres lustros se ha subido al tren de diferentes proyectos: Los Mancos, Lansbury, Koniec, Sister Morphine y Hotel Vaqueros. Ahora ha decidido lanzarse al vacío y sin red de seguridad nos presenta "9 canciones minúsculas, un huracán y un millón de lunares". Para llevar este disco al directo, Bueno se convierte en grupo, formado por cuatro músicos con los que ha crecido y con los que lleva tocando varios años en diferentes proyectos: Miguel Altable (Sister Morphine, Soul Losers Co., Mus) batería, Alejandro Rubio (Herbert, Klaus & The Happy Amish) sintetizador, Gus Orviz (Faraón Félix, Lansbury, Herbert, Klaus & The Happy Amish) bajo e Iván vallina (Los Mancos) guitarra. Con este formato en directo las canciones son llevadas a otro terreno, adaptando el sonido y la estructura del disco al directo, más vivo y con más fuerza. Versos en clave pop cantados desde el estómago, con melodías que te transportan a tiempos donde la guitarra y la batería lo eran todo.
 
Mail: correo@lawebdebueno.es
Web: http://web.lawebdebueno.com/

No tenemos información sobre próximos conciertos de Bueno
 
Últimas noticias relacionadas con Bueno
 
Tamar saca un disco en plan cantautor Gijón, 2012-08-05
Como hace tiempo que no hablo de rock and roll, de momento voy a seguir sin hacerlo... al menos no del todo... bueno, es un poco de broma, ya que en este caso voy a hablar del nuevo disco de Tamar, el primero que publica bajo este nombre por el que es conocido popularmente... Tamar, El Tamar (a veces Eltamar todo junto). Es Pablo Tamargo. Igual le vuelvo a entrevistar, aunque ya lo he entrevistado tantas veces que puede que no... entre que me lo pienso y demás, voy a resumir un poco, para los no iniciados, la trayectoria de este señor desde que lo conozco. Que yo sepa, comenzó a tocar en una banda llamada Manoplar, haciendo versiones de heavy metal en plan chatarrero. Años más tarde sorprendió con un proyecto que aun sigue en activo llamado Black Horde, también con sonidos desde el Hard Rock, pero con mucho más criterio. Un poco más tarde empezó con Pantano, banda con la que también sigue tocando, rock fronterizo tex-mex, por decir algo. También forma parte de Los Izquierdos, una banda de rock en Castellano que apostó fuerte con miembros de Tuscany Valley Experencie, pero que al final no acabó de cuajar, aunque sí que está presente en algunos carteles importantes a nivel asturiano... Si mezclamos toda esta experiencia, mas algún que otro añadido y otras colaboraciones, podría dar como resultado el disco personal de Tamar. Ángel Kaplan (Bubblegum, Doctor Explosión, Peralta...), quien también hizo un par de discos homónimos, le ayudó en este trabajo y creo que no pudo tener mejor referente para hacerlo. Si bien en sus otras bandas se veía reflejada su devoción por el blues o el folk, aquí también, pero de una forma mucho más compleja, sin corsés, sin ataduras, incluso con un mayor espectro musical que en el que se reflejaba en Pantano, dando mayor rienda suelta a su mundo interior y hablando de inquietudes bastante lejanas a los tópicos de los que hablan la gran mayoría de los cantautores, quienes a veces parecen calco unos de otros... Temas tan variopintos como el Bailai y no pisai, humor inteligente, como La muerte, que miedo, o el apocalíptico Invierno postnuclear del que Titi Muñoz ha hecho un videoclip, La calle del vicio que parece ser que está dedicado a Mieres, aportan una frescura en un panorama musical en el que se repiten las mismas ideas demasiadas veces, donde abundan las bandas tributo y donde, al menos bajo mi criterio, hay que apoyar a las nuevas ideas, aunque no entren a la primera. Para mi criterio personal, este es el mejor disco que ha hecho con mucho, y eso que la primera vez que lo escuché no me convenció del todo.
-Por Xuanel
Crossfit, deporte de alta intensidad Ceares, 2012-08-03
Me comprometí a hacer una reseña personal de este curioso programa de fuerza y acondicionamiento físico total creado y difundido por Greg Glassman. Hay gente famosa como Jorge Lorenzo y Lewis Hamilton que lo practican y se prestan a promocionarlo a través de una marca deportiva bastante conocida. El objetivo de este método es mejorar las capacidades físicas más importantes (resistencia cardio-respiratoria y muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión).

Ya llevaba un mes haciendo Crossfit sin saber ni siquiera que se llamaba así. Símplemente hacía ejercicios de alta intensidad durante poco tiempo, muy entretenidos todos, y que, aunque me dejaban muy agotado, me producían una extraña sensación que me motivaba a no dejarlos.

Todo comenzó al finalizar un partido de fútbol en Colloto en el que al U.C. Ceares se le ponían muy bien las cosas de cara a mantener la categoría, ganando 0-4. Allí estaba entre los cearistas Jorge Gómez, uno de los más carismáticos, el que dirigía los cánticos, autor de la letra de muchos de ellos y uno de los más entusiastas de cuantos acudían al Campo de La Cruz. Días antes me había enterado de que se dedicaba a la preparación física y hablando con él, me dijo que entrenaba a un grupo en Ceares. Le pregunté si podía hacer algo por mi y me dijo que por supuesto, me animó y no recuerdo si al día siguiente o al otro, ya estaba entrenando. También se apuntaron más aficionados de la grada cearista al asunto, pero por una cosa o por otra, acabaron dejándolo. Más adelante se fue incorporando gente y ahora solemos contar con un grupo estable y de calidad, lo cual celebro. Recientemente comenzó la pretemporada del Unión Club Ceares y sus jugadores van a hacer Crossfit también bajo la coordinación de Jorge Gómez con el objetivo de alcanzar la mejor forma física de tercera división.

El primer día me explicaron lo que había que hacer y casi me da algo solamente de escucharlo. Lo que más recuerdo es una parte del circuito en el que había que hacer "el andar del oso"... a los cuatro pasos no podía más y acabé haciendo trote. También recuerdo las burpes, no podía hacer más de dos seguidas... y de las cuatro o seis repeticiones del circuito nisiquiera pude acabar la segunda, y eso que no había hecho el circuito entero. Total, podría haber sacado la conclusión de que aquello no era lo mío, pero por alguna razón no me desanimé y seguí yendo a entrenar. Descubrí que no siempre era igual, es imprevisible y que se trabajan prácticamente todos los músculos del cuerpo de forma sutil (a veces no tan sutil). Se estructura de una forma en la que se mejora la técnica de ejecución y sobretodo se mejora el tono muscular, y todo eso en un tiempo record. No me extraña que cada vez más gente lo practique, son poco más de dos horas a la semana y cunde mucho más que cualquier otra actividad que haya practicado. Además los ejercicios son funcionales, es decir, trabajas los músculos que usas en tu vida cotidiana.

Bueno, además de Crossfit un día voy a correr y otro a nadar. Cuido la alimentación, de hecho estoy leyendo mucho sobre esto y estoy descubriendo cosas muy interesantes, pero sobre esto prefiero no hablar de momento, ya que está en fase beta. Tambíen me he comprado una bici nueva y la uso cuando puedo, por ejemplo ahora en verano, cuando no llueve voy al local de ensayo de la Uncle Jon´s band en bicicleta. Uso el coche cada vez menos, cuando no hay más remedio, por ejemplo para remolcar carrilanas... quizá tenga que hablar de las carrilanas y los deportes de inercia algun dia. Como siempre una cosa te lleva a otra.
-Por Xuanel
Hola amigos de Calzada News. Sigo vivo. Calzada, 2012-07-29
En primer lugar quería dar las gracias a todos aquellas personas que se preocupan por el poco movimiento de esta página Web, es raro el día que no me encuentre a alguien que me reconoce y me pregunta por qué no sigue actualizándose y esas cosas. La verdad es que muchas veces me apetece seguir, aunque la actualidad no me da la suficiente inspiración para hacerlo. El panorama, bajo mi punto de vista es desolador, apenas salen nuevas cosas con unos mínimos de ser reseñadas, aunque sí que es cierto que alguna sale... Cuando empecé, para mi todo era nuevo y además creo que me coincidió una época bastante buena en lo que respecta a bandas rockeras de aficionados que giraban recaudando mas o menos los gastos de sus viajes, salas dispuestas a apostar, no preocupándose tanto por el negocio o por blanquear dinero, sino por el amor a la causa. También existían circuitos lógicos asequibles, es decir, si tenías una banda, con unas llamadas o unos correos electrónicos, podrías organizar una pequeña gira y expandir un poco tu proyecto... Era todo ilusión, pero también una forma de vida satisfactoria.

A día de hoy veo poco de eso. Hace unos años que estoy en una banda y no os podéis imaginar, salvo si estáis en esto, lo ingrato que es todo. No voy a dar nombres ni nada, igual es que he tenido mala suerte o yo qué sé... Hubo gente que me escribió para pedirme ayuda para conseguir cosas, yo le respondía con lo que sea, si les podía ayudar bien, o sino pues me disculpaba. A esa misma gente, le escribí para que escuchara a mi banda y opinara sin compromiso alguno y no obtuve ninguna respuesta. Posiblemente porque temían que lo siguiente que les pidiera fuera algo relacionado con que me consiguiera un bolo por allá, o le pusiera en contacto con una discográfica, etc. Ni idea, pero bueno, en cuanto me pasó esto unas cuantas veces (llevo en la banda unos cinco o seis años), me di cuenta que este mundillo no era tan solidario como pensé, o si lo fue alguna vez, dejó de serlo hace tiempo. Por no hablar de promotores lamentables, mentirosos o rencorosos en plan infantil, por supuesto todos cobardes. También tuve malos detalles de bandas con las que considero, me porté muy bien, muy por encima de lo que se considera portarme muy bien, sin pedir nada a cambio (si yo tengo un detalle con alguien o ayudo a alguien en realidad es un acto egoísta, ya que lo hago para sentirme bien yo conmigo mismo), y cuyos componentes comenzaron a tener horribles detalles conmigo, dejando mi autoestima por los suelos, ya que no alcanzaba a comprender las causas. Tengo la teoría de que llega un momento en la vida de algunos seres humanos en los que de repente se creen estar por encima del bien y del mal, de que son más que los demás, de que tienen poder, de que sus decisiones han de ser aceptadas y comprendidas simplemente porque son decisiones suyas. Si fueran conscientes del ridículo que hacen al comportarse así, quizá actuaran de otra forma, pero su espectro es tan limitado que algunos nunca llegan a juzgarse a sí mismos en la vida. Todo esto lo he superado, no tengo nada que perdonar a nadie, ya que el individuo debe de tomar sus propias decisiones y ser consecuente con ellas, pero cada vez que me pongo delante de este monitor para intentar hablar de las cosas buenas musicales que estoy viviendo, me viene todo esto a la cabeza y no soy capaz de escribir nada. Lo siento por bandas como Fantasmage, Metralletas Lecheras, Love Division, The Pilgrim Rose, Blues Generator, Hammer Cross, Eltamar, Reducers y un sinfín de nuevos y no tan nuevos valores que merecen ser reseñados frecuentemente y espero que pronto tenga la inspiración y las energías suficientes para ponerme a ello.

Tampoco penséis que tengo demasiado tiempo libre, soy de los pocos que conserva su puesto de trabajo en estos tiempos duros que corren, a jornada partida y con tres horas de por el medio que me cortan el día y me dificulta mucho en el momento de organizarme... y como si no me meto en berenjenales me da algo, me uní a la causa cearista, involucrándome activamente en un club de fútbol de tercera división asturiana llamado Unión Club Ceares, donde se defienden los valores de un equipo de barrio de toda la vida, posicionándose claramente contra el fútbol moderno y todo lo que conlleva. Es más fácil encontrarme en el Campo de La Cruz que en mi casa. También se me ha dado por investigar sobre temas de nutrición, química alimentaria y frikadas similares y estoy practicando un deporte que se llama Crossfit. Ya cerca de los cuarenta la vida se ve de otra manera... Vamos, que si me pongo a escribir artículos ahora serian: Actualidad y reseñas de partidos del Ceares, consejos sobre nutrición y ejercicios de crossfit. Toda una revolución, pero ya sabéis, tan sólo unos pocos lo entenderían....
-Por Xuanel
Más bandas